EL FUTURO DE LA INDUSTRIA

EL FUTURO
DE LA FABRICACIÓN.

Junto con las promesas de que algún día estaríamos volando en aerodeslizadores personalizados mágicamente propulsados por átomos incansables, todos crecimos escuchando que un futuro asombroso estaba a punto de comenzar en algún momento después de mañana. En la vanguardia de la manufactura, sin embargo, sabemos que el futuro no tomará forma mañana, ni tampoco hoy, nuestros futuros éxitos comenzaron ayer. El catalizador para el desarrollo del IIoT ha sido la creación y la implantación de nuevas formas de pensar acerca de las máquinas, los productos, las líneas de producción y sus procesos. «Todo como servicio» (XaaS) se ha convertido en la jerga de inversión más moderna en las salas de juntas industriales dado el apogeo alcanzado por la omnipresente «sinergia» (que ahora es definitivamente cosa del pasado).

XaaS puede ser un término nuevo, pero el concepto ha estado con nosotros durante mucho tiempo. Las aldeas medievales de Europa a menudo carecían de dinero para comprar máquinas de tejer o emplear afiladores de cuchillos, de hecho, la mayoría de las ciudades ni siquiera podía permitirse el lujo de invertir en un verdugo. Entonces, ¿qué paso? Los empresarios ambulantes les trajeron los servicios. Tejedores, afiladores y, sí, verdugos llevaban sus servicios de pueblo en pueblo y, debido a la competencia, actualizaban constantemente los equipos y los procesos que proporcionaban para animar a los pueblos a seguir utilizándolos. Las ciudades obtuvieron sus servicios, las tecnologías se racionalizaron y mejoraron, y se pagó a los proveedores de servicios. ¡Buenos tiempos!

INNOVACIÓN.

EQUIPO COMO SERVICIO

El pensamiento XaaS puede haber sido reiniciado para el sector del IIoT, pero el concepto, sin embargo, ha permanecido persistentemente igual. Las máquinas o las personas no fabrican cosas, las máquinas o las personas prestan servicios cuyo resultado son los objetos. Como tal, estos servicios pueden medirse, controlarse, mejorarse o incluso transformarse en otros servicios. No se trata solo de semántica. Nadie se preocupaba realmente por el tejedor o el verdugo (de hecho, no se les permitía dormir en las aldeas ni nadie podía tocarles), lo único que preocupaba a la gente del pueblo era el servicio que prestaban. Sus herramientas y su persona (la maquinaria) eran el servicio, y se les juzgaba sobre esa base. Los aldeanos estaban viviendo el sueño de OPEX.

De vuelta al futuro, la instalación de equipamiento o máquinas como servicio (EaaS) en plantas industriales o la oferta de soluciones móviles puede suponer un enorme ahorro en los ingresos del ciclo de vida de los equipos para los fabricantes de mediano y gran tamaño. Revolucionando la cadena de inversión, las tecnologías del IIoT añaden ingresos de mantenimiento planificados con precisión y pueden generar nuevas fuentes de ingresos a partir de las características digitales. A su vez, esto tiene un efecto sobre las «ventas del ciclo de vida» adicionales, la estabilidad a largo plazo y, de forma predecible, todo lo que aumente el valor para el accionista. La Revolución industrial finalmente dejó fuera del negocio a nuestros intocables empresarios medievales de XaaS (telares, guillotinas, cuchillos baratos…), pero la Revolución de la terciarización está ahora dando un gran giro histórico, ya que a su vez hace lo mismo con el pensamiento industrial arcaico.

MAXIMIZAR.

PRODUCCIÓN EFICIENTE GRACIAS A LA TECNOLOGÍA DEL IoT

Para entender cómo la revolución puede afectarle, piense lo siguiente: ¿quién necesita una máquina que sólo se utiliza un breve instante o en períodos cortos esté todo el año acumulando polvo? El polvo en la maquinaria inactiva o ineficaz es lo más caro y superfluo que existe. La producción eficaz o bajo demanda puede transformar el uso de estas máquinas y aumentar considerablemente los ingresos. La introducción del alquiler de instalaciones móviles a gran escala, el alquiler de máquinas o motores, o la utilización de servicios de maquinaria por suscripción son medios dinámicos para maximizar el rendimiento de la producción y reducir los costeo de inversión. La cuestión estriba en los modelos de pago, en los que los servicios pueden cobrarse por suscripción, por consumo o por resultados. El cielo es el límite. Las tecnologías del IIoT lo hacen posible proporcionando sensores, monitores, tecnologías de gestión de dispositivos y sistemas de software que cotejan, miden, analizan y aumentan el rendimiento al máximo.

NUEVO
PENSAMIENTO.

LÍNEA DE PRODUCCIÓN COMO SERVICIO

Si no puede ir a la montaña, haga que esa vieja roca fosilizada venga a usted. La industria automovilística es sinónimo de grandes plantas de complejidad mecánica y tamaño infinitos. Trabajar en cadena se convirtió en una metáfora de una vida monótona e inmutable. La línea de producción (grande, cara, compleja e inamovible) es la montaña de producción actual. Relayr trabajó en estrecha colaboración con la innovadora empresa tecnológica Aluvation con el fin de crear los medios para llevar líneas móviles de producción para el tratamiento térmico del aluminio a los fabricantes de automóviles. Fue un paso visionario y uno que ha generado olas de entusiasmo y miedo en el sector. De un solo golpe, Aluvation modularizó, conectó y estandarizó una línea de producción en una planta móvil de tratamiento térmico: así nació la fabricación de automóviles como servicio.

PREDECIR.

EQUIPAMIENTO DE PRODUCCIÓN COMO SERVICIO

Antes sólo los llevaban nuestras queridas mascotas, pero hoy en día incluso los jugadores profesionales de fútbol y rugby tienen un microchip. Sus entrenadores quieren saber cómo rinden y, si está bajando su rendimiento de algún modo, cómo hacer que mejoren. Lo que funciona para nuestros jugadores favoritos seguramente sirva de lección para el resto de nosotros. ¿Por qué no aplicar este pensamiento a los motores y máquinas de nuestras plantas industriales? La implementación de las tecnologías del IIoT en los motores y la maquinaria existentes, o incluso en el alquiler con opción a compra o la suscripción a nuevas máquinas inteligentes, tiene un impacto importante en los ingresos del ciclo de vida de la maquinaria pesada de las plantas. Los motores alquilados mediante leasing se pueden cobrar por uso o por hora, lo que significa que el tiempo de interrupción del funcionamiento es tiempo de inactividad a costo cero. Al igual que esas estrellas del deporte de las que hemos hablado, usted también sabrá cómo está funcionando su equipamiento de producción o cuándo necesita someterse a mantenimiento, reparación o ser reemplazado, y no solo cuándo esté programada su revisión. Los costos de reparación de mantenimiento caerán en picado y las tecnologías del IIoT le ofrecen además la posibilidad de asegurar los resultados de producción frente a pérdidas inesperadas.

POSIBILIDADES.

CÓMO AFECTA EL IoT A LA MANUFACTURA

El IIoT no sólo está afectando a la manufactura, sino que está desencadenando una nueva Revolución de la Servitización en el proceso de manufactura y, por tanto, también está cambiando la forma en que los fabricantes y productores piensan acerca de cómo invierten y operan. Las posibilidades de aumentar los ingresos, agilizar la producción y, en especial, cambiar esas engorrosas inversiones de CAPEX por gastos corrientes de OPEX, son tan interminables y tentadoras como preocupantes para algunos. Como todas las revoluciones, se requerirá un pensamiento estratégico atrevido para unirse a la Revolución de la Servitización, pero las recompensas serán extraordinarias para quienes lo hagan. Relayr ya ha pensado por ti. Hemos sido parte de la revolución desde que comenzó y estamos tomando medidas audaces en nombre de los que se unen a nosotros. El futuro ya comenzó ayer, ¡así que contacte hoy mismo con relayr!

¿CÓMO
PODEMOS
COLABORAR?

Si le interesa saber cómo podemos dar apoyo a su negocio, solo tiene que completar el formulario y nos pondremos en contacto en breve.

LET'S TALK
Nuestro sitio web utiliza cookies para personalizar nuestro contenido para usted. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web. ACEPTARAPRENDER MÁS